menu Menu
"El Abrazo del Amate" genera esperanza, sanación y acción
El XVI Consejo de Visiones brilló con música, conciencia ecológica y magia
By El Proyecto Esperanza Posted in Agua, Territorio y Resistencia, Cambio social, Consejo de Visiones, Ecoaldeas, Sustentabilidad on 29 diciembre, 2022 9 Comments
Top 13 de Buenas Noticias del 2022 Previous Arte con Corazón: Una Entrevista EcoSapien con Luix Saldaña Next

En un fértil valle del centro de México, debajo de las características montañas jorobadas que se erguían como guardianes de la ecoaldea itinerante que se estaba formando en el bosque cerca de Tepoztlán, el llamado del caracol resonó desde el fuego sagrado antes del amanecer: era hora de comenzar las actividades del día.

To read this article in English click HERE

Cada amanecer la gente podía elegir entre prácticas espirituales matutinas como temazcales, yoga, tai chi y danzas circulares. Aquí, José Francisco González (abrigo de cuadros), uno de los líderes del Consejo de Cosmovisión, dirigiendo una práctica de Tai Chi. (Fotos y videos de Tracy Barnett a menos que se indique lo contrario)

Después de una pausa de cinco años, la tribu de soñadores y hacedores conocida como el Consejo de Visiones-Guardianes de la Tierra se reunió en el 2022 del 4 al 11 de diciembre en el campamento scout de Meztitla, cerca de Tepoztlán Morelos, para compartir una semana inolvidable juntos, con talleres y celebraciones, música, arte y sanación para compartir visiones y acciones en un reflejo de cómo podría ser la vida en comunidad en la Tierra.

La primera noche (4 de diciembre) se celebró una hermosa ceremonia de apertura en la que todos los abuelos del Consejo ayudaron a encender el Fuego Sagrado que permanecería encendido durante toda la reunión.

“El Abrazo del Amate” fue la XVI edición de esta tradición de 30 años, que tuvo como enfoque principal la defensa del vasto corredor forestal donde se llevó a cabo el encuentro: El Bosque de Agua. Una de las cosas que hace único a este evento transformador es que es un proceso vivo autogenerado, es decir que los propios miembros empiezan a organizar y seleccionar un sitio, desarrollar propuestas y programas, organizar la logística, recaudar fondos y arreglar cada detalle del evento en más de un año de trabajo constante.

Varias personas se adelantan para formar el Consejo de Semillas, asumiendo el liderazgo de cada Consejo o Consejo temático, así como los roles de producción, comunicaciones, cocina, registro y bienvenida, facilitación, manejo de desechos y otras comisiones. Los principales Consejos de este año fueron Madre Tierra (Ecología), Cosmovisión (Espiritualidad y Tradición), Bienestar (Salud), Comunidad y Arte y Cultura. Para obtener una lista completa de los Consejos y sus respectivos subconsejos, consulte www.consejodevisiones.org.

Una de las características más valiosas del Consejo de Visiones es la forma en que teje los aspectos espirituales, científicos/ecológicos y artísticos/culturales de la vida, siempre enfocándose en proteger la Tierra y todas las especies.

Cada mañana después del desayuno, todos los participantes del encuentro, que eventualmente sumaron más de 300, se reunían bajo las rayas azules y blancas de la carpa de circo que ha unido a esta tribu durante décadas. Allí escuchábamos un breve resumen de los temas del día y cantábamos las nuevas canciones escritas especialmente para el evento por “The Guardians of Joy”(Los guardianes de la Alegría), una banda nacida en el Consejo formada por Don Diego e Isabel Brown, músicos Rainbow de muchos años, junto a Angélica Narákuri, Amaitsitsi y muchos otros talentosos participantes.

“Todas las aguas son sagradas, ya sea que vengan de la cascada o del río o del grifo de tu casa”, dijo Laura Kuri, coordinadora del Movimiento Biorregional en México y una de las organizadoras del Foro Bosque Agua de dos días que fue una pieza clave del evento. “Tenemos que saber de dónde viene nuestra agua y organizarnos para cuidarla”.

Laura Kuri, una de las principales fundadoras del Consejo de Visiones, ha liderado el Consejo de Ecología (ahora llamado Consejo de la Madre Tierra) en innumerables ocasiones, ayudando a catalizar cambios importantes en los lugares donde se ha llevado a cabo el Consejo, como el fin de las matanzas masivas clandestinas de tortugas marinas que dominaron en Mazunte, allá por los años 90, que recordó en la primera plenaria.

Después de una historia motivadora del movimiento durante la primer plenaria, dividió a la multitud por biorregiones y nos dio la tarea de discutir los problemas serios con el agua que enfrenta cada una de nuestras regiones, y lo que se podría hacer y, en algunos casos, lo que se estaba haciendo para abordarlos. Este fue un tema que se exploraría con mayor detalle a lo largo de la semana.

Mientras los grupos discutían los diversos problemas que enfrentan sus cuencas hidrográficas, un gemido lastimero atravesó el aire, y nos giramos para ver un espectro de una mujer vestida de blanco y llorando que llevaba algo en sus brazos, una criatura rosa que parecía estar muerta. Seguidos por una procesión de criaturas vegetales y animales que se abrieron paso bailando entre la multitud, eran los representantes de las formas de vida no humanas que nos rodeaban. Alejandra Balado sirvió de intérprete para cada una de las criaturas, quienes le susurraban al oído a través de un largo cono. El hombre árbol nos hizo saber que las acciones de los humanos les causaban mucho dolor y los ponían en peligro, y necesitaban que los incluyéramos en nuestros planes y en nuestras acciones diarias.

Corales, animales, hongos y plantas fueron algunos de los personajes que el Consejo de Todas las Especies personificó para recordarnos que la humanidad es solo una de las muchas especies que habitan el planeta, y todas ellas deben tomarse en cuenta al hacer y ejecutar nuestros planes, porque les estamos haciendo mucho daño a muchos de ellos.

El Consejo de Visiones se ha dividido históricamente en diferentes “consejos” temáticos, que van desde la ecología (Madre Tierra) hasta la salud (Bienestar) y la espiritualidad (Cosmovisión) hasta el arte y la cultura. Hay un Consejo de Jóvenes, un Consejo de Niños y Tiempo Natural, un consejo que examina diferentes enfoques para la cuenta del tiempo.

Este año, por primera vez, se formó un Consejo de Todas las Especies para representar a todas las formas de vida no humanas. El Consejo de Todas las Especies fue una presencia constante en este Consejo, con criaturas tan variadas como un búho, una salamandra común, un crustáceo naranja brillante, una medusa morada y un jaguar. El taller de elaboración de máscaras en curso estuvo a cargo de Toña Osher de Huehuecoyotl y la astróloga y artista We’Moon Gretchen Lawlor, cuya presencia en túnica blanca y su misteriosa máscara-sombrero blanco lideró la conmovedora intervención de todas las especies en la primera plenaria.

Amaitsitsi, una talentosa cantautora que deleitó la reunión todos los días con su voz y también compartió un increíble taller de canto llamado “Canto Libertad”, aquí personificando a su alter-ego jaguarundi. Gretchen Lawlor y Cristina Mendoza, focalizadora del Consejo, al fondo a la izquierda.

El evento principal para el Consejo de la Madre Tierra, y de hecho para todo el Consejo de Visiones, fue el Foro de dos días sobre el Bosque de Agua, el bosque que es la zona de recarga y la principal fuente de agua para al menos 23 millones de personas (40 millones , según algunos conteos) en la Ciudad de México, Cuernavaca, Toluca, Tepoztlán y gran parte del resto del centro de México. Ese bosque está desapareciendo a un ritmo alarmante debido a la urbanización, la tala ilegal y los incendios forestales, y el Foro, al que asistieron más de 200 personas, tuvo como objetivo generar soluciones y construir alianzas entre los ciudadanos preocupados, los dispersos grupos de la sociedad civil y representantes del gobierno responsable.

En el Foro Bosque de Agua de dos días, representantes de los gobiernos federal, estatal y local, así como numerosas comunidades locales de toda el área circundante se reunieron para explorar la rápida devastación del crucial hábitat. Beatriz Padilla, artista y activista que desde hace una década dirige la Fundación Biosfera del Anáhuac (FUNBA), explicó que el agua es solo una parte del tema; el Bosque de Agua brinda servicios ambientales desde la regulación del cambio climático hasta la biodiversidad.

Beatriz Padilla, al centro, presenta a los jugadores clave en la defensa del Bosque de Agua, al comienzo del foro de dos días.

El diez por ciento de sus especies son endémicas, un total de 325 especies de plantas y animales que no se encuentran en ningún otro lugar de la Tierra. La organización ha podido reunir una coalición de cinco instituciones de investigación, diez organizaciones comunitarias, doce representantes de otras comunidades del Bosque de Agua, varias agencias gubernamentales federales y estatales, tres partidos del sector privado y diez ONG. El grupo está empleando el Modelo de Impacto Colectivo, explicó Padilla, trabajando para coordinar los esfuerzos de varios actores en la defensa del bosque para maximizar sus impactos.

Todos los participantes en el Foro Bosque de Agua tuvieron la oportunidad de reunirse en grupos de trabajo para discutir problemas, soluciones y próximos pasos para salvar el ecosistema estratégico que proporciona agua a alrededor de 40 millones de personas.

El evento fue organizado por Beatriz Padilla, Laura Kuri y Arnold Ricalde, con sesiones de trabajo facilitadas por un equipo integrado por Ivan Sawyer, Rafael Almazán, Beatrice Briggs y Edgar Gainko. Las sesiones reunieron a los participantes del Consejo de Visiones con miembros de la comunidad para explorar temas como la identidad de la comunidad, el cambio climático, la planificación del uso de la tierra, los incendios, la gobernabilidad y la gestión integral del agua. El segundo día reunió a líderes del gobierno local, estatal y federal, incluida la Dra. Adelita San Vicente Tello de la agencia mexicana de protección ambiental, SEMARNAT, y Ron Sawyer, fundador de Sarar Transformación, una consultoría de saneamiento y protección del agua en todo el mundo y basada en Tepoztlán.

Ivan Sawyer, principal responsable de producción del encuentro, explicando la dinámica para facilitar el Foro.

El taller de dos días condujo a una comprensión más profunda de las dinámicas que amenazan el bosque, una riqueza de soluciones propuestas y un mayor compromiso de trabajar juntos hacia un enfoque más integrado para defender el bosque. Algunas de las múltiples soluciones incluyeron: aprovechar más los programas de compensación de carbono para permitir a los residentes locales un ingreso para la protección de los bosques; mayor coordinación entre los defensores del agua y los bosques en las diferentes regiones; y una tarifa por el uso del agua río abajo, especialmente al creciente número de hoteles y alquileres de vacaciones de lujo, para ayudar a fomentar la conservación del agua, y algunos de los fondos recaudados se destinarán a proporcionar sistemas de captación de agua de lluvia, especialmente río arriba en comunidades que se quedan sin agua en la estación seca.

Representantes de un movimiento para detener un proyecto de minería a cielo abierto cerca de la zona arqueológica de Xochicalco discutieron las amenazas que representa el proyecto.

Para cerrar con broche de oro, dos canciones concluyeron el foro: “La Danza del Bosque” de Chris Wells y “Bosque de Agua”, compuesta durante el evento por The Guardians of Joy, con aportes de diferentes escritores y músicos en todo el Consejo.

Chris Wells compartiendo su tema original “La Danza del Bosque” acompañado de tres pilares del Consejo: Ana Ruiz, Alejandra Balado y Laura Kuri, junto a una lechuza misteriosa del Consejo de Todas las Especies.

Bosque de Agua
By the Guardians of Joy

Bosque, gracias por el Agua (x2)

La lluvia que cae nace en el Bosque
Toda la vida depende del Agua
La tala y el fuego tendrán su fin

Bosque, Gracias por el agua (2x)

The threat to the forest 
Is a threat to all Life
So we must be the voices of the trees

(La amenaza al bosque
es una amenaza a toda la vida
así que debemos ser las voces de los árboles)

Cuarenta millones dependen de ti
Todos deben saber
Que el agua viene de aquí
El Agua nace aquí

“Los Guardianes de la Alegría” compartiendo el canto del “Bosque de Agua” durante la cosecha del Consejo de Arte y Cultura en el último día del encuentro.

El Consejo de Bienestar fue coordinado por los pilares y co-fundadores del Consejo Carlos Gómez y Lourdes Ondategui, junto con Kin Sánchez y la Abuela Angélica Flores. Terapeutas, psicólogos, herbolarios y una variedad de curanderos tradicionales y alternativos compartieron una farmacopea de estrategias para el autocuidado y el cuidado de los demás. La autocuración es el autoconocimiento, a los participantes se les enseñó y aprendieron sobre una amplia gama de terapias. “Cuidarse a uno mismo es cuidar a los demás y a la Tierra” fue un tema central.

La focalizadora del Consejo de Bienestar y cofundadora del Consejo de Visiones, Lourdes Ondategui, a la derecha, presenta durante el día de la Gran Cosecha, junto con el co-focalizador Carlos Gómez, a la izquierda, y la Abuela Angélica Flores.

En la Carpa Roja, coordinada por Laia Cerqueda, un lugar de reunión especial para mujeres, las participantes profundizaron en temas de “autoempoderacierto” y el sagrado femenino, partería ancestral, sexualidad y menstruación, desde una perspectiva conectada con la Tierra.

La “Carpa Roja” brinda un espacio para honrar y celebrar a la mujer, la hermandad y la espiritualidad y sexualidad femenina.

Los psicólogos Armando y Anja Loizaga-Velder del Centro Nierika dirigieron una discusión sobre el uso de plantas enteogénicas, mientras que otros psicólogos y abuelos indígenas de diferentes tradiciones compartieron conocimientos y sabiduría desde sus propias cosmovisiones. Loizaga se encuentra entre los que encabezan un esfuerzo por aprobar una ley nacional que regularía el uso terapéutico de estas plantas, como los hongos de psilocibina y la ayahuasca, que están siendo ampliamente utilizadas por los llamados “chamanes” no calificados y a menudo sin escrúpulos que pueden causar profundos daños psicológicos.

Por otro lado, estas plantas pueden ser poderosos agentes curativos psicológicos cuando son utilizadas por terapeutas o abuelos indígenas que han sido debidamente capacitados. Desafortunadamente, dijo Loizaga, la ley actual en México, al igual que en los EE. UU., no reconoce el uso apropiado de estas plantas, y varios hombres de medicina tradicionales han sido encarcelados en México por compartir sus medicinas y prácticas tradicionales. Obtenga más información en Nierika.info.

Armando y Anya Loizaga, al centro, encabezan un conversatorio sobre el uso de plantas enteogénicas en el Consejo de Bienestar.

Enfoques alternativos de la economía fue otro foro que reunió a líderes de los movimientos internacionales para establecer economías solidarias que apoyen a las comunidades locales y la vida en el planeta. Facilitada por Arnold Ricalde de Organi-K, quien discutió la necesidad de una economía circular que tenga en cuenta los costos ambientales, la mesa redonda comenzó con un homenaje a Luis López Llera, un activista ecosocial y pionero en establecer redes económicas alternativas.

El activista ecosocial italiano Marco Turra Faora exhibe una pancarta de Luicio Urtubia, un revolucionario activista español de las décadas de 1960 y 1970, durante el Foro de Economía Solidaria.

Monedas alternativas como el Tumin de Oaxaca, el Ollin de Tepoztlán y el Kuni y el Verdillete de Querétaro están ayudando a promover economías locales verdes en sus respectivas comunidades, dijeron los participantes. El conversatorio contó con presentaciones de Marco Turra Farao, Ricardo Vélez, Silvia González, Laura Collin, Jack Krakaur y Georgina Cocu Toussaint, entre otros.

El Consejo de Niños desarrolló una línea de productos para el cuidado de la piel y también una moneda alternativa llamada Apapacho, que los participantes podían usar para comprar los productos.

Bajo la guía de Silvia González, el Consejo de Niños desarrolló su propia moneda, el Apapacho, palabra que en el idioma indígena náhuatl significa “abrazo”, y fabricaron sus propios productos para el cuidado de la piel que vendían por Apapachos.

Arriba, Luis Zavala explica conceptos del Calendario Galáctico; abajo, Noelle Romero dirige una meditación de clausura en el Consejo de Tiempo Natural con el Coyote Alberto Ruz en primer plano.

Agrosilvicultura, maíz nativo, cambio climático, biodiversidad: todos fueron temas que se exploraron en el Consejo de la Madre Tierra. Mientras tanto, en Tiempo Natural, los coordinadores Noelle Romero y Luis Zavala exploraron enfoques ancestrales y alternativos del tiempo, observando las formas en que el Calendario Gregoriano controla nuestras mentes y nos desconecta de la Naturaleza.

En la Carpa Violeta, Tere Navarro, Beleni Inti, Carlos Gómez y otros brindaron un espacio para fomentar el bienestar y explorar lo que significa crear una Cultura de Paz.

Beleni Kumara Inti, Carlos Gómez y Cynthia Valenzuela del equipo de la Tienda Morada

El Consejo de Cosmovisión invitó a representantes de varias tribus que llevaron a cabo una serie de ceremonias de sus diferentes tradiciones, como una ceremonia maya de cacao y temazcales todas las mañanas, el altar del Fuego Central que se mantuvo ardiendo día y noche desde el principio hasta el final de la reunión, así como un Altar de Agua.

Una ceremonia maya de cacao fue organizada al atardecer del jueves por Tata Izaías Mendoza del lago Atitlán, Guatemala. (Foto de Martín López)

Todas las noches hubo eventos culturales; danzas circulares y conciertos se apoderaron del Templo de las Artes y del Escenario Principal, con músicos de primer nivel, como Roco Pachukote de Maldita Vecindad, Alyosha, Trío Santa Cruz, La Santa Rumba, Grupo Tribu, Moyenei, Estusha, Afrodita, Xuna, Fantuzzi y Eric Mandala, figuras icónicas de la Familia Arcoíris, junto con muchos otros, locales, mexicanos e internacionales. Incluso una banda de viento de los tradicionales “Chinelos” de Tepoztlán puso a todos a bailar.

Un hermoso escenario principal fue construido por Luix Saldaña y su equipo con bambú, macrame y telas. (Foto de Arnold Ricalde)
Tribu, un quinteto de etnomusicólogos que construyen sus propios instrumentos prehispánicos y forman parte de un movimiento de recuperación de sonidos ancestrales, fue uno de los protagonistas en el escenario principal del evento.

Los músicos emergentes que asistieron a la reunión tuvieron la oportunidad de compartir su arte durante los espacios de micrófono abierto. Una noche fue Rainbow Night, cuando el cofundador del Consejo, “Coyote” Alberto Ruz, compartió una historia del movimiento Rainbow y su conexión con el Consejo, y se cantaron canciones de ambos movimientos.

En el anfiteatro, rebautizado como “Templo de Artes” durante la duración del evento, se llevaron a cabo bailes circulares, actuaciones íntimas y shows de talentos. (Foto de Luix Saldaña)

El Consejo de Arte y Cultura también acogió exposiciones de arte, dos de las cuales se realizaron en galerías de Tepoztlán, y un grupo de pintores entre jóvenes y niños, encabezados por Diana Semilla, pintaron durante horas, a veces toda la noche, para completar un mural que permanecerá en Meztitla como un poderoso recordatorio del Consejo.

Un mural que representa el Bosque de Agua y el árbol Amate que conecta la Tierra con el Cosmos, fue pintado durante el evento, encabezado por Diana Semilla (en el traje de micelio blanco)… incluyendo artistas del Consejo de la Juventud, incluyendo, de izquierda a derecha: Bernardo Tzeliee-kame Ramírez, Diana, Ayjusdi de Lucas Navarro, Pascal Niewenhuis, Malik, and Ari. (Foto de Tracy Barnett)
La obra colectiva terminada quedará en Meztitla como un hermoso recuerdo del Consejo (foto de Angélica Almazán)

El último día, una procesión encabezada por músicos, artistas y especies de todo tipo recorrió el campamento de consejo en consejo, donde cada uno haría una presentación que capturó la esencia del trabajo de ese grupo durante la semana.

La procesión de todo un día por los diferentes consejos comenzó con un rezo frente al fuego central que nos protegió toda la semana.

El Consejo de la Juventud presentó dos murales que habían pintado durante la semana y una poderosa producción teatral que representaba a los destructores de la naturaleza como narcotraficantes al ataque, derribando a los opositores y transeúntes con sus pistolas. Pronto, todos los jóvenes actores yacían en el suelo, pero gradualmente se levantaron para un acto final: acunando frágiles esferas de vidrio que representaban la vida que juraron proteger, cantaron sobre un futuro en el que la vida es tratada como la fuerza sagrada que es.

El Consejo de la Juventud escribió una canción para compartir con todos los participantes en el día de la cosecha. (Video de Yeremi Marín)
El Consejo de la Juventud haciendo su actuación en la cosecha del último día.

El Abrazo de la Juventud 

Por el Consejo de Jóvenes

Somos el abrazo de la juventud
Colaborar es nuestra virtud
En armonía con el movimiento, 
Creatividad es nuestro instrumento
Fuera los juicios para liberarte
Trasmútalos ese es tu arte
Reivindica este corazón
Con el abrazo del Amate 

Uno de los temas más importantes para el Consejo de Visiones es no dejar huella en el sitio donde se lleva a cabo la reunión, por lo que la gestión de residuos es un tema central en cada plenaria. Se pidió a los asistentes que gestionaran sus propios residuos; a todos los participantes se les entregaron bolsas especiales y se les pidó a guardar su basura y llevarla a la estación de residuos, donde se clasificaron y separaron todos los materiales. A excepción de los baños, los botes de basura regulares del campamento fueron retirados o bloqueados para su uso. Se formó una comisión que trabajaba todos los días en separar y manipular toda la basura para que no quedara nada.

Esta fue toda la basura inorgánica que se generó durante el evento de una semana. Al menos la mitad son materiales reciclables que fueron separados y limpios a las instalaciones de reciclaje. (foto de Ale Cerdeño)

Los desechos orgánicos se trataron en un área especial de compostaje y todos los residuos reciclables se llevaron por separado a las instalaciones de reciclaje. La cantidad de residuos no reciclables que se generó durante el evento fue la menor en la historia del Consejo, una gran hazaña, considerando que fue un evento de una semana con más de 300 asistentes.

Alexis de Aldecoa, director de Eukariota, una agencia de gestión ambiental y sustentabilidad, dando una plática sobre separación de residuos en la estación diseñada con ese propósito durante el Consejo.

El Consejo de Educación llevó a cabo una demostración de los resultados de sus actividades de la semana, donde se enfocaron principalmente a las alternativas a la escolarización y al rescate del niño interior. Una de las principales acciones que realizaron fue un taller de facilitación donde enseñaron cómo llevar a cabo reuniones, foros y mesas de trabajo eficientes donde puedan cosecharse propuestas y soluciones para diferentes problemáticas.

De izquierda a derecha: Edgar Gainko, Fernanda Coatl, Anahí ‘Clorofila’ Martínez y Yeremi Marin. El Consejo de Educación, que también fungió como equipo de facilitación, fue una parte fundamental de las plenarias diarias de las mañanas. Ayudaron a mantener el orden y optimizar el tiempo para discutir los temas importantes e informar a toda la aldea sobre las actividades del día.
Un logro importante realizado justo a tiempo para el evento fue la publicación del libro “Abrazo del Amate,” pues es la primera vez en 33 años que tenemos un testimonio literario impreso de lo que son los Consejos de Visiones, sus orígenes como Movimiento, su replica en media docena de países de América Latina debido al trabajo por trece años de la Caravana Arcoiris por la Paz, la estructura organizativa de cada Consejo, rama o comisión, y los principales logros que se han obtenido a nivel nacional e internacional a través de todos estos años.
Un legado del Consejo: el abuelo “Coyote” Alberto se pone una máscara de su animal homónimo junto con su nieto Arun Ruz (foto de Ivan Sawyer García)
Tres generaciones del legado de la familia Ruz con el Consejo de Visiones: Arun, Alberto y Odin Ruz

Cuando el evento llegó a su fin, el grupo se reunió alrededor de un altar que se había hecho para honrar el Agua, las aguas de esta región, así como las aguas sagradas de nuestro interior. Coyote Alberto hizo un gesto hacia las montañas del Tepozteco en el fondo. “De ahí viene el agua de la que todos dependemos, y esa agua se está convirtiendo cada vez más en fuegos. Esta semana nos dedicamos a esas aguas y al bosque del que proviene. Somos los guardianes de la nueva humanidad, y ahora nos comprometemos para defenderlo”.

“De esas montañas sale el agua de la que todos dependemos, y esa agua se está convirtiendo cada vez más en fuegos”, dijo “Coyote” Alberto Ruz en la ceremonia de clausura.
El querido maestro José Francisco dirigió una meditación de cierre y un último Abrazo enérgico al Amate Amarillo. (Foto de Martín López)
La familia del alma feliz posando para una foto en el Templo de las Artes mientras tocaba la banda de música de Chinelo.
El impresionante árbol de Amate junto con la insignia y una placa con la promesa scout “Prometo hacer todo lo posible para ser amable y servicial y para amar nuestro mundo… Prometo ser amable y servicial y actuar con amor hacia todos.” (Foto de Carlos Pantoja)

Es muy difícil incluir a todos [email protected] [email protected] que dieron lo mejor de si [email protected] para el Abrazo del Amate, pero no podemos dejar de mencionar al equipo de producción: Odin Ruz, Ivan Sawyer Garcia y Carol Rosas, por su rol en la producción, antes, durante y después del Consejo; a la transparencia de Acmed de los Santos en la pesada labor en la contabilidad; a Kena Acosta y Juan Cornelli en el cuidado de los altares del fuego y de las aguas; a Luix Saldaña por su organización del Consejo de Arte y Cultura, el programa del Festival de Todos los Especies y el diseño de ambos escenarios; a Anahí “Clorofila” Martínez, focalizadora del Consejo de Educación; a la Tribu de los anarco-punks que proporcionó seguridad durante todo el evento, y a la jefa Helen Samuels, por traerlos a la Gran Nación del Arcoiris que somos; en la bienvenida y la guardiania de la Paz, a Wambli y su equipo en los temazcales y montado de los tipis; a Dany Primus y sus Mamazotas por abrir el segundo comedor de emergencia; a Salomón Bazbaz y sus diseñadores por su bomberazo para tener el libro a tiempo; y a muchos otros y otras más que están mencionados en el libro también, para no tener que [email protected] a [email protected]

Baja el libro gratis aquí:


Previous Next

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cancel Publicar comentario

  1. También hicimos un hermoso trabajo en el área de niños haciendo un altar de agua con todos sus trabajos realizados con seré que crearon hablamos del origen de la vida en un taller acuatico SENDERODELAGUA
    Impartido por la EMBAJADA CARIBEÑA DEL MAYABB
    Dónde nuestro principal rezo en la conservación del ACUIFERO ANCESTRAL … Contentos de compartir con estas semillas de luz que son nuestros niños con música HANG DRUM por Pedro grammer y la facilitadora del agua Akasha OCELATL al servicio

  2. Una experiencia única . Donde la esperanza se encuentra con el trabajo y permite seguir soñando !!!! Gracias a todos ellos , los que estuvieron allí , los que aún siguen en lucha !.

  3. Muy agradecido de poder participar en el Consejo de visiones con mi pequeña familia, nada más que decir gracias gracias gracias, esperamos con ansias asistir al próximo
    Nos amo….

  4. Igualmente prometo ser amable y servicial y actuar con Amor ., Hacia todas, todos y TODO. No estuve ahí pero imagino estar en cada corazón de todos porque somos uno. De la misma madre…. Los quiero!!