menu Menu
Escudo de Salud Espiritual para los Huicholes
Lanzan campaña de recaudación de fondos para apoyar el trabajo espiritual Wixárika en tiempos de pandemia.
By El Proyecto Esperanza Posted in Pueblos Indígenas on 12 noviembre, 2020 0 Comments
La parábola de los tres ladrones Previous Llevando la Pachamama a la presidencia  Next

Recientemente nos reunimos (a la distancia)  con Paola Stefani para realizar una entrevista. Ella es productora de la película Huicholes: Los Últimos Guardianes del Peyote. Junto con el director de la película, Hernán Vilchez, y con la colaboración del protagonista Juan José “Katira” Ramírez y aprobación de las autoridades de dos comunidades, han lanzado una campaña para juntar fondos para dos comunidades wixárikas en apoyo de su trabajo ceremonial. Se trata de un “Escudo de Salud Espiritual” contra el covid-19 en las comunidades. Dejemos que Paola explique.

Read this story in English HERE

Tracy: Gracias, Paola, por tomar el tiempo de platicar con nosotros. Primero, ¿cómo debemos identificarte, aparte de ser productora de esta galardonada película? … Eres antropóloga, ¿verdad?

Paola: Sí, soy antropóloga de la Escuela Nacional de Antropología e Historia y soy productora y promotora de cine. Llevo muchos años trabajando en la promoción del cine documental , y me fui especializando en lo que se llama producciones de impacto social, para que una película llegue a un público en específico para poder generar un cambio, en mentalidades o una acción concreta. Y yo creo que con Huicholes: Los Últimos Guardianes del Peyote, lo que logramos fue fortalecer el mensaje del pueblo Wixárika por la Defensa de Wirikuta, el lugar sagrado de nacimiento del Sol, según su cosmología.

Cuando estrenamos la película ya estaba la sentencia a favor del pueblo wixárika para la suspensión de la minería en Wirikuta. Pero con la película lo que hicimos fue fortalecer el mensaje de que el pueblo wixárika había iniciado en el 2010.

Estamos cumpliendo 10 años, Tracy, de la defensa, y tú y yo vamos a cumplir 10 años de trabajar juntas.

Tracy: Es muy cierto. Es difícil creer, ¿verdad?

Paola: Sí. ¿Quién iba a pensar que diez años después íbamos a seguir? O sea, lo que queda claro es que estas luchas, son de largo aliento y pueden ser  de largo alcance. No se resuelven de un día para el otro. Siempre he creído que el mensaje del pueblo wixárika es muy poderoso y que, además, fue punta de flecha para la defensa del territorio en el Siglo XXI. Y que contagió a otros pueblos en México y en el mundo del derecho que tienen para exigir que en sus territorios no se ejecuten ciertos proyectos como puede ser la minería.  El pueblo wixárika tiene un altísimo grado de responsabilidad y de orgullo, de haber impulsado todo este larguísimo camino.l 

Y el otro día que estaba viendo las mesas que organizó Diana Negrín alrededor de los diez años de la defensa de Wirikuta, me encantó ver a tantos jóvenes participando del trabajo y con otras perspectivas y otra manera de ver un proceso del cual la película finalmente cuenta ese año y medio, que para mí fueron como cinco años por tanta intensidad y pasión compartida.

Entonces, cuando estrenamos la peli en el 2014 allá en Wirikuta, la suspensión ya llevaba más de un año. Pero había que sostener el mensaje. Creo que la película ha servido para eso.

Tracy: Y seis años después seguimos hablando de la película. Siguen muy activos y muy vigentes estos problemas. Pero ahora estamos hablando de esta campaña para un escudo sanitario espiritual. Me puedes platicar un poco de esta campaña y de lo que consiste.

Paola: Cuando inició la pandemia, conversando con Hernán Vílchez, director del documental, decidimos poner la película otra vez gratis para todo el mundo. Hace más de 4 años que está gratis para América Latina en nuestro sitio. During the early months of the pandemic, we made it free for a limited time throughout the world.

Nos dimos cuenta que la crisis sanitaria por la que estamos atravesando tiene que ver con la relación tan asimétrica que los seres humanos hemos creado con la naturaleza. Y finalmente la película, más allá de tratar un tema político, también trata de esta relación en el aspecto espiritual. Comparte el rezo del pueblo wixárika de una visión armónica con las deidades y la naturaleza.

Por eso nos pareció importante volver a poner la película con acceso para todos. Y ahí se sumaron El Proyecto Esperanza y Voces de Amérikua para su promoción. Recibimos una tremenda respuesta: más de 40.000 visitas en el primer fin de semana.

En las redes me empiezo a dar cuenta de que se activan ciertas iniciativas ciudadanas, y también por parte del Estado de Jalisco, para llevar materiales, más que nada sanitarios, a las comunidades de San Andrés, San Sebastián, a Santa Catarina  y otras. Empiezo a ver que hay movimientos ciudadanos para llevar tapabocas, gel, jabón, insumos médicos, y productos básicos para apoyar a mitigar la pandemia.  

Un día le preguntó a Gilberto del Grupo Alianza de Jicareros Teukari: ¿Cómo podemos ayudar?

Gilberto fue quien me comenta que hablando con algunos ma’arakate (chamanes) y algunos gobernadores, autoridades y amigos wixaritari, expresaron que no solamente se necesitan   insumos sanitarios, sino que se requiere apoyo para  el trabajo espiritual para cuidar la salud de todos y  lo cual me pareció totalmente coherente con la cosmovisión del pueblo huichol. Entonces, en conversaciones con Katira, hablamos de un escudo de salud. E imagino, y creo en ello, que a partir del rezo y del canto, se generan escudos de protección.

Entonces, conversamos Hernán, Katira y yo y acordamos proponer  a las autoridades wixárikas de  cuatro comunidades vender la película,  y que con lo recaudado por la venta se puede colaborar con insumos para el trabajo ceremonial.

En seis años nunca hemos vendido la película en línea. Solo ha estado en renta. Hicimos una pequeña producción de DVD que nos ayudó a solventar la gira que se llevó a cabo en 2014 en Estados Unidos y Canadá y también hemos vendido licencias educativas a universidades de esos países. Pero nunca hemos vendido una descarga de la película.

Entendimos las dificultades que se estaban viviendo en las comunidades a raíz del encierro, lo que mermó su capacidad de generar dinero a través de la venta de arte y artesanías, y disminuyó las oportunidades de trabajo en general, y coincidimos con las autoridades que apoyan porque el trabajo ceremonial es una prioridad.

Con Hernán ordenamos nuestras ideas,  coincidimos en el nombre: Escudo de Salud Espiritual, e hicimos la propuesta concreta, recibimos la respuesta de San Andrés Cohamiata y de San Sebastián, donde en sus cartas aceptan que lancemos que la campaña hacen un listado de qué es lo que van a necesitar para el trabajo ceremonial. Habíamos planeado hacer esta campaña de septiembre a noviembre. Todos nos atrasamos, digo, en pandemia todo se atrasa. Y bueno, decidimos lanzar la campaña el día 3 de noviembre hasta fines de este año, y nos propusimos una meta de venta de 250 copias. 

De lo recaudado les vamos a entregar los insumos directamente con el apoyo de organizaciones de Jalisco.

En una captura de pantalla de la película, Katira ora mientras su hijo Enrique, también un mara’akame, lo observa. (Cortesía: Película Huicholes)

La campaña es muy clara, de lo neto recaudado el 70% es para para las comunidades de San Andrés y San Sebastián, y el 30% queda para el equipo de producción para poder echar a andar la campaña. 

La película finalmente es una película de corte independiente. O sea, todo lo hemos hecho con nuestro dinero y con nuestro esfuerzo y nuestro cariño. Es una película que hemos exhibido durante seis años y mayoritariamente, de forma gratuita.Más de 500,000 personas han visto la película en más de 80 países.

Tenemos una película que consideramos todavía es vigente temáticamente y que siempre ha tenido muy buena respuesta. Esperamos que tantas personas que han seguido la película tengan la sensibilidad de poder apoyar con 15 dólares para que se les pueda apoyar a estas comunidades con insumos ceremoniales para que puedan seguir haciendo su trabajo espiritual. Esa es la idea. Y tenemos un acuerdo con las autoridades. Todo está claro y encaminado.

Tracy: ¿Ok, entiendo y estoy imaginando que nuestros lectores pueden ser curiosos de qué consiste este trabajo espiritual? ¿De qué consiste ese trabajo de construir un escudo de salud espiritual contra el Covid? ¿Cómo se ve? ¿Cómo funciona?

Paola: Bueno, Tracy, no sé cómo responder porque no soy wixárika.  

Tracy: No, pero has acompañado el pueblo wixárika durante muchos años y desde tu perspectiva antropológica y de amiga del pueblo wixárika, ¿cómo lo ves tú?

Paola: Bueno, yo creo en el mundo mágico espiritual y tengo una creencia sobre la importancia de la  relación de las personas con la naturaleza y con el espíritu para que nuestro mundo sea más justo. Entonces creo que la salud espiritual tiene que ver con esto también y con estar en armonía entre tu mente, tu corazón y tu cuerpo, ¿no? Entonces, cuando yo pienso en un escudo espiritual, creo que hay un rezo colectivo que nos protege,  o sea en comunidad, y que estamos todos pidiendo por la salud de la humanidad,  de nuestros seres queridos, de nuestra familia y del mundo.

Y cuando empezamos a acompañar el pueblo wixárika en la defensa de Wirikuta, ellos me enseñaron que su rezo no solamente pedía para el pueblo wixárika, sino que era para todos nosotros, para todos los seres que habitamos  el planeta y el universo. 

Entonces no puedo concebir al pueblo wixárika sin su rezo, y en una situación de crisis como la que estamos ahora, es que el rezo cobra mayor importancia, el trabajo espiritual del pueblo wixárika tiene que continuar, no puede suspenderse por no tener velas, o no por no tener chocolate. Creo que además tenemos que seguir apoyando con productos básicos como cubrebocas, gel, etcétera. 

Recuerdo muy al principio de la epidemia apoyar una campaña de contenidos en lengua wixárika para explicar qué era el Covid. Entonces de la misma manera que hay que apoyar en muchos aspectos de la vida, creo que también hay que apoyar a ese trabajo espiritual. Entonces, en la medida que todos estamos en una crisis económica — hay una crisis mundial—  de la cual no estamos exentos, ¿no? Es en ese sentido que construimos esta campaña de escudo espiritual, y confío que las personas que nos lean y hayan visto la película en años pasados apoyen la iniciativa y la tradición wixárika de la cual hemos recibimos mucho. 

María Teresa Turama Ramírez Muñoz, esposa de Katira y también una mara’akame, y también una protagonista de la película. (Cortesía: Película Huicholes)

Tracy: Me parece lógico.

Paola: Así es como lo entiendo, y cuando se lo planteamos a Katira le gustó la idea del escudo. Y cuando Gilberto me dice que el trabajo espiritual también es importante atenderlo, yo le digo sí, claro, por supuesto… qué bueno que lo entiendas así me respondió.

Entonces creo que hay que ser muy respetuosos de las tradiciones y de la forma que cada quien entiende cómo tratar una situación de excepción como la que estamos viviendo.

Cada pueblo atiende su salud de acuerdo a su cultura y creencias y para el pueblo Wixárika como muchos otros pueblos, la salud del cuerpo no está separada del espíritu.

Todos los años cuando el pueblo wixárika sale a peregrinar, muchos centros ceremoniales piden apoyo.  Ahora estamos pidiendo apoyo para las autoridades y las comunidades en el contexto de la pandemia y el Covid nos pone a todos en una situación diferente y nos invita a aceptar que podemos apoyarnos entre todos en estos tiempos tan difíciles. 

Creo que es un buen momento para hacerlo. Entonces nosotros ponemos la película a disposición para este fin. 

Digo, finalmente la película siempre fue hecha para ayudar, para apoyar al pueblo wixárika, y para dar a conocer lo que estaba pasando en Wirikuta. Ese fue siempre nuestro objetivo. Y creo que finalmente la salud del pueblo wixárika también depende de la salud de Wirikuta.

Tracy: Sí, hay una conexión muy integral..

Paola: Si hay personas que no han visto la película, todavía hay posibilidades de verla y acercarse a conocer la importancia de Wirikuta para el pueblo Wixárika, y para el mundo entero.

Deisy Carrillo Ramírez, que tenía 10 años durante la filmación, ahora es una estudiante de bachillerato que acaba de celebrar su cumpleaños número 18. (Cortesía: Película Huicholes)

Tracy: ¿Y cuál es la meta, exactamente?

Paola: La idea es vender 250 copias, que un mínimo de 250 personas aporten 15 dólares —que no es mucho dinero.

Tracy: Sí, y me imagino que la gente que ya han visto la película pueden tomar la oportunidad de ayudar comprando y compartiendola, , ¿no?

Paola: Claro, exactamente. Ojalá sea así. 

Entonces quiero apelar a todas las personas que han visto el documental, a quienes trabajan con el pueblo Wixárika  y que han apoyado todos estos años a la defensa de Wirikuta,  que hay una oportunidad para aportar.

Creemos que la defensa del territorio y el derecho de los pueblos indígenas a decidir sobre sus territorios y el cuidado del medio ambiente es importantísimo y que debemos apoyar, así  también el trabajo espiritual nos parece imprescindible,  hermoso y muy generoso con la humanidad.

Para clarificar, no somos promotores del consumo del peyote. Estamos preocupados por la situación del Hikuri (peyote). La realidad es que en Wirikuta la minería no es la única amenaza, hay otras  como á la agroindustria, las tomateras, las hueveras… o sea, Wirikuta sigue siendo un lugar que es muy vulnerable.

Estuve allí hace unos dos años, y la verdad es que me impactó muchísimo, ya que vi los invernaderos de tomates que se extendían por kilómetros y kilómetros de desierto. Esas empresas eliminan por completo toda la flora nativa.

Tracy: Sí, la verdad es que hay miles y miles de hectáreas, donde lo destruyen todo y siguen creciendo en toda la región. Y además, la suspensión de las concesiones mineras no es definitiva, ¿verdad?

Paola: Es una suspensión, o sea, la cancelación no existe todavía. El Consejo Regional Wixárika y concretamente San Sebastián se han mantenido muy firmes en sostener su amparo. Los ejidatarios ligados a la minería han pedido a los Wirras que quiten el amparo. Los wixaritari han declarado públicamente que no lo van a quitar, y me parece que es lo correcto.

Una actividad nodal está en el terreno de los tribunales, en el terreno jurídico.  Sin embargo, es triste ver como avanzan otras industrias como la agroindustria. 

Tal vez en  estos años no hemos sabido comunicar muy bien las otras amenazas, , no hemos sabido cómo trabajar esos temas. También en la sierra tienen sus propios problemas, y en Haramara, y en los otros territorios sagrados.

Carmela Ramírez muestra a su sobrino, Eliazar, un peyote que acaba de cortar en el desierto (Cortesía: Película Huicholes)

Tracy: Y una de las cosas que a mí me gustaría saber: ¿qué has aprendido en todo este proceso? Y puede ser que estamos hablando del proceso de armar esta campaña.

Paola: Yo siempre voy a decir Tracy que esos dos años en que trabajamos intensamente por la defensa de Wirikuta, fueron los años más felices de mi vida. Sigo trabajando, con menor intensidad. La verdad fueron años muy creativos, donde descubrí que podía hacer muchas cosas. También tanto la película como el propio trabajo de la defensa me me ayudó a mejorar mi trabajo en la comunicación en redes, y la la promoción de un cine documental muy específico, que tiene que ver con la defensa del territorio, derechos de los pueblos y justicia socioambiental. O sea, mis temas siguen siendo los mismos. Hoy  con otros pueblos, en otros territorios.

El pueblo wixárika me tocó el corazón. Me conquistó, me contagió de sus emociones y de su mundo mágico.

Para adquirir el documental visita: https://vimeo.com/ondemand/huicholesfilm

Para mayor  información:

Facebook: @HuicholesTheLastPeyoteGuardians
Twitter: @PeyoteGuardians
Web: www.huicholesfilm.com

Leer el Boletín de prensa AQUÍ

Atardecer en Wirikuta (Foto: Tracy Barnett)

Escudo de Salud Espiritual Hernan Vilchez Huicholes Juan José Ramírez Katira Los Últimos Guardianes del Peyote Paola Stefani Peyote Wixarika


Previous Next

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Cancel Publicar comentario