menu Menu
Convocatoria Wixárika hace eco por todo el planeta
Miles se sincronizarán con la ceremonia de 'Renovación del Mundo' en Wirikuta para sanar la relación de la humanidad con la Naturaleza
By Tracy L. Barnett Posted in Espiritualidad, Wirikuta, Wixárika on 9 marzo, 2022 13 Comments
Pablo Alarcón y el ambientalismo luminoso Previous Un Recorrido por los Ecobarrios de América Latina Next

Vuelve a ser esa época del año en la que, desde tiempos inmemoriales, el pueblo wixárika prepara sus ofrendas. Las velas de la vida, las jícaras de chaquíra, los ojos de Dios, las flechas. Se preparan para desandar el arduo camino de sus antepasados, realizado cada año, en sagrada reciprocidad por el regalo de la vida. 

To read this story in English click HERE

Histórica Ceremonia Wixárika, Cerro Quemado, Feb. 6, 2012. Foto: Tracy L. Barnett

Su destino es el desierto de Wirikuta, uno de los cinco puntos cardinales de su geografía sagrada, donde recolectan su cactus sagrado, el peyote y oran por la lluvia, por la guía divina y por el equilibrio de la vida en la Tierra. Y en cada uno de los innumerables puntos a lo largo de una ruta milenaria, dejan sus ofrendas en un sagrado deber de mantener encendidas las Velas de la Vida, para mantener el equilibrio de la vida en todo el planeta.

Este año, sin embargo, es diferente. Este año, personas de todo el mundo están respondiendo a un llamado urgente hecho por el liderazgo Wixárika al mundo entero para apoyar una ceremonia masiva el 18 de marzo, una poderosa oración para renovar la vida en la Tierra. El llamado es un eco de otro similar hace una década, cuando se realizó otro acto multitudinario para rezar por la protección de las transnacionales mineras. Las minas se detuvieron, al menos hasta ahora, pero hoy Wirikuta y el mundo enfrentan una amenaza diferente y más difusa.

El próximo 18 de marzo, 500 wixaritari de todo su extenso territorio en la Sierra Madre Occidental realizarán el largo recorrido para converger en el Cerro Quemado, la montaña sagrada en el corazón de Wirikuta, para responder en oración unificada y llevar a cabo una ceremonia tradicional para la renovación de las Velas de la Vida y para la restauración del muy dañado equilibrio de la vida en la Tierra.

La carta de invitación de este año, emitida a fines del año pasado por el Consejo Regional Wixárika y el Comité de Defensa de la Tierra y el Agua de Catorce, explica que la convocatoria a una ceremonia surgió como revelación durante el proceso ceremonial del año pasado para pedir lluvia en Wirikuta: que “la falta de lluvia es uno de los signos que muestra que nuestro mundo está gravemente desequilibrado”. Muchos mara’akate o guías espirituales de los territorios Wixárika estaban recibiendo el mismo mensaje de que se necesitaba una Ceremonia de Renovación de la Tierra para “renovar la relación de la humanidad con la naturaleza” y “revertir una catástrofe mundial inminente”.

Wirikuta es visto por el Pueblo Wixárika y muchos otros como un altar sagrado que es clave para mantener el equilibrio planetario, un templo al nivel del Vaticano para los católicos. Pero este sitio del patrimonio biocultural reconocido por la UNESCO, uno de los ecosistemas desérticos con mayor biodiversidad del planeta, está siendo diezmado por un sector agroindustrial en expansión agresiva (granjas industriales de cerdos, huevos, ganado, tomates, bayas) operaciones de turbinas eólicas y una insaciable demanda internacional del peyote, traficado como droga por los cárteles. El pueblo wixárika ve esta destrucción como un microcosmos de lo que está ocurriendo a escala global, y es clave para las múltiples crisis que se desarrollan en estos tiempos.

“Hemos llegado a un nivel muy alarmante y enfermizo de la vida humana, del mundo y el desconecte de nuestra relación con la naturaleza”, escribieron los organizadores del evento. “Para nosotros la Naturaleza son nuestros padres y nuestros abuelos y los tenemos olvidados y maltratados y esa es la causa de tanta enfermedad y muerte que experimentamos. Nuestro trabajo es un esfuerzo para cambiar esa relación. Intentamos llegar profundamente a nuestras raíces para pedirles en conjunto mediante un rezo un cambio que renueve la vida y nuestros compromisos para cuidarla.”

En la misma carta, pidieron a las personas que los apoyen desde donde se encuentren: “Queremos que nos apoyen desde sus lugares de origen de manera colectiva en lugares públicos o de manera individual o familiar en sus casas apoyándonos con la energía de su rezo y su creatividad para sumar su energía en la transformación que nos piden las deidades de la naturaleza para mantener la vida.”

Se envió una invitación a la comunidad mundial para crear “Altares Espejo”, representaciones creativas de la intención de renovar la relación de la humanidad con la naturaleza, y sincronizar oraciones e intenciones con las de los ancianos wixaritaris para el evento del 18 de marzo. Todos los Altares Espejos de todo el mundo se transmitirán en vivo ese día.

“Son bienvenidas todas las manifestaciones creativas vivas; danza, teatro, música, pintura, expresiones gráficas y visuales, rituales, ofrendas y toda creación libre que funcione como un espejo resonante del altar corazón en Wirikuta.”

Altar Wixárika en Cerro El Quemado. Foto: Tracy L. Barnett

La diversidad de participación, escribieron, sumará fuerza a la “Ceremonia de Renovación del Mundo”, fomentando “proyectos de equilibrio y orden en el Gran Altar de la Conciencia Universal que es Wirikuta”.

La propuesta se ha hecho viral en las redes, organizada por un colectivo autodenominado Wirikuta Flor de la Conciencia; hasta ahora ha habido más de 300 iniciativas provenientes de todas las Américas y hasta Berlín, Senegal, Indonesia y Francia. Grandes artistas como Alex Lora del Tri, Roko Pachukote de Maldita Vecindad, Héctor Buitrago de Aterciopelados y Rubén Albarrán de Café Tacuba se han presentado con declaraciones, al igual que actores y académicos de todo el espectro.

El pueblo Wixárika y sus aliados están llamando a apoyar esta movilización, de dos formas.

Primero, para ayudar a cubrir los costos de la ceremonia, que excede por mucho los medios humildes del pueblo Wixárika. Puede colaborar para ayudar con el transporte, las velas, los alimentos, los materiales y los suministros de cualquiera de las formas enumeradas aquí.

La segunda forma es crear un altar y unirse a la oración desde la distancia, cada uno a su manera. Puedes ver una gran muestra de colaboraciones que van aumentando diariamente a Wirikuta Flor de la Conciencia en Facebook o Instagram, y puedes pedir más información o compartir una colaboración tuya, mandando un mensaje a esas páginas o enviando un correo electrónico a [email protected]

En las palabras de los organizadores, de su carta convocando al mundo a unirse a ellos:

“El pueblo Wixárika ha compartido la virtud de caminar, cantar y honrar la memoria de cómo la humanidad se empluma de conciencia como una serpiente que nace del mar y asciende hasta la cima de la Sierra de Catorce guiada por el hermano mayor, el venado azul “Kauyumari”.

Vista del Desierto Sagrado del Wirikuta desde el Cerro El Quemado. Foto: Tracy L. Barnett

“El planeta está desequilibrado y en cierta manera se está muriendo. Este trabajo tiene en su canto la vocación para restaurar las raíces del río de luz que nos da vida. Es para recordar el linaje humano, es para llamar la fertilidad y honrarla multiplicando y compartiendo sus dones. 

“Este trabajo de renovación del mundo siembra la semilla de la conciencia y pide respeto para Wirikuta, la Madre Tierra y los Ancestros de la ​​Naturaleza. El llamado a todos los rincones del planeta es para que se sumen a esta iniciativa de unidad, cooperación y creatividad.

“Porque Wirikuta no se vende, se ama y se defiende.”

Niñas Wixaritaris. Foto: Tracy L. Barnett

Altares espejo Huicholes Wirikuta18 de marzo 2022


Previous Next

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Cancel Publicar comentario

    1. Es importante compartir experiencias a partir de una conciencia de brindar a la tierra toda la paz amor y felicidad para toda la humanidad y la naturaleza… Bendiciones para toda la humanidad y también para mis hermanos huicholes….. Luz y amor.

      1. En mi casa hay un altar permanente.Mis rezos al apoyo de los pueblos originarios y, en general para preservar la paz y armonía en nuestra Madre Tierra.
        El Gran Espíritu nos acompañará.

      2. Honro la fortaleza y la fuerza del pueblo Huichol por su enorme esfuerzo por mantener el equilibrio de nuestra bendita y única madre naturaleza
        Desde mi casa, mi corazón y mi altar oraré en apoyo a esta causa

  1. Hermosa labor de conciencia para preservar la madre tierra recordando a todos nuestros ancestros que nos antecedieron
    Paz y amor es el camino